Home

 Libros

 Ensayos

 Reflexiones

 Cuento corto

 Poesía

 Mujer  Latinoamérica  Juventud   Docentes    Economía

Educación

 Cultura

 Periodismo

  Sociedad  

 Iglesia

 Política  

 Ecología    Europa      Literatura     Inmigración   OTROS APARTADOS

 

Los políticos y usted

por Carlos Á Trevisi, 2009

Es manifiesto el rechazo que la ciudadanía siente por los políticos. Negarlo es abrir aún más la brecha que desde hace años existe entre unos y otros. Así como asumir su defensa es desconocer que se trata de una casta de vividores en los que prima un afán negocioso que no tiene límites,  atacarlos sin abordar nuestra participación  y reducir todo a un simple "ir a votar" (que a veces  ni eso) allana el camino para que los menems, aznares, cheneys y berlusconis sigan proliferando.

Su hedonismo, favorecido por los medios que los exponen a más no poder, tampoco tiene límites.  Desde despavoridos personajes capaces de cualquier cosa hasta pobres desgraciados que sólo están para levantar la mano al momento de votar una moción, todas las variedades caben en la especie.

Así como un herbívoro no se transforma en carnívoro sin haber pasado por un largo período durante el cual le han ido creciendo los dientes y  segregado jugos gástricos más potentes, los políticos  han ido ganando en impudicia  según el mundo sepultaba los valores que les eran menester: honestidad y compromiso social.

El deterioro de la política nace en los mismos partidos políticos, que  no  son  ajenos a los cambios que se han operado en el mundo desde la década del 70. Las unidades de base, en las que  se debería estimular la participación ciudadana, no hacen nada por fomentarla.

¿Ha visto usted alguna "Casa del Pueblo" -PSOE-, por ejemplo,  con vecinos asesorándose o pidiendo información o simplemente "de visita"  para saber qué se cuece ahí dentro? Ni lo ha visto ni lo verá, ni en el PSOE ni en ningún otro partido. Los que las "habitan" se cuidan muy bien de que la gente se "meta" en ellas; "sus" casas permanecen cerradas todo el tiempo.

Y es una lástima, aunque la palabra debería ser "vergüenza", pues la única razón por lo que esto sucede es  que los que las "habitan" tienen el "cotorro" armado para ser ellos los que "lleguen", y nadie más. Esta forma de hacer política se da en todos los estamentos. Las unidades de base o comités, que tendrían que ser las que reflexionen acerca de las necesidades de la gente, en lugar de mirar hacia la ciudadanía miran hacia arriba, hacia los alcahuetes mayores que los arrastran con ellos  para seguir subiendo

Si estos politicastros tuvieran la valentía de enfrentarse con la ciudadanía, escucharla y poner en marcha sus proyectos, se enterarían que lo que quiere la gente es saber, por ejemplo,

 

¿Qué hacer con la educación  para insertarnos en un mundo del conocimiento como el que ya hemos comenzado a vivir?
¿Qué  hacer con la ecología  para no morir anóxicos?
¿Qué hacer con la tecnología  para insertarnos en en ese mundo?
¿Cómo abordar los estudios sociológicos de un mundo donde los inmigrantes serán causa de conflicto?
 

El problema radica en que la educación, en los términos en que se imparte, está agotada. Sea cual fuere la institución que la prodigue no ha recorrido aún los espacios pedagógicos del compromiso social,  que yacen inertes.

 

Ese espacio es el de los políticos. En debate con sus políticos la ciudadanía analizaría las variables que ayudan a descifrar las falacias a las que se la somete, sus porqués, cómos, y cuándos. Pero por sobre todas las cosas  conocería a quienes la van a representar.

 

Pero no nos engañemos.

 

Si bien los políticos no abren  "sus" casas, tampoco iría usted aunque estuvieran abiertas.

Usted anda muy en lo suyo como para tener vocación comunitaria. Cuando la escuela pública de sus hijos no funciona se los lleva a la privada y a otra cosa; la escuela pública es para los pobres y los inmigrantes. Y si usted no se los puede llevar... , pues es lo que hay.

Y los políticos lo saben. Y lo saben tan bien que recientemente,  después de ardorosas discusiones en el Congreso  acerca de los numerosos problemas que nos aquejan ,  varios de ellos salieron del recinto vestidos, para la foto, con las camisetas de sus equipos favoritos de fútbol para demostrarle que son como usted. Ni más ni menos.

 

No pude evitar una sonrisa cuando leí lo que sigue:

Para los que somos docentes... cualquier parecido con la realidad no es pura coincidencia.

Para los que no son docentes..... dejen de tratar de explicarnos lo que deberíamos hacer y háganse una idea de todo con lo que tenemos que lidiar a diario!

En aquel tiempo subió Jesús a la montaña seguido por la multitud y, sentándose sobre una gran piedra dejó que sus discípulos y seguidores se le acercaran. Después, tomando la palabra les enseñó diciendo:
          En verdad os digo que serán bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos será el Reino de los Cielos. Que serán bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia porque ellos serán saciados. Que serán bienaventurados los misericordiosos porque ellos….  



Caifás, el peor de todos, le dijo a Jesús : Después de las instancias compensatorias de diciembre, marzo y julio , me reservo el derecho de promover directamente a tus discípulos para que al Rey no le fallen las encuestas de evaluación de calidad ni se le caigan los porcentajes de rendimiento. Serás notificado oportunamente por la vía que corresponde. ¡Ojo con aplazar a alguno! Recuerda que aún eres interino y que no presentaste la declaración jurada de incompatibilidad
 

 

y Jesús pidió la jubilación anticipada a los treinta y tres años de edad…

 

¡¡¡Agobio y Vergüenza!!!!