Home

 Libros

 Ensayos

 Reflexiones

 Cuento corto

 Poesía

 Mujer  Latinoamérica  Juventud   Docentes    Economía

Educación

 Cultura

 Periodismo

  Sociedad  

 Iglesia

 Política  

 Ecología    Europa      Literatura     Inmigración   EE.UU.

 

Países en situación de posguerra
por María Paz Trevisi Lannoó

 


3.1 Acerca de los apoyos y ayudas que puede brindar la UE en la reconstrucción de países en situación de posguerra.

Las razones para participar en la reconstrucción de tales países.

El mundo nos compromete como nunca antes con sus carencias, pero también con las posibilidades que nos ofrece para asumir el rol preponderante al que estamos llamados gracias a la democracia y a la abundancia que impera en nuestros países de la UE.
Europa ha asumido que educarse ya no es sólo tomar conocimiento de datos que archivos mejores que el cerebro humano clasifican a la perfección. Es manejar la información críticamente para elaborar estrategias que favorezcan la toma de decisiones, que nos otorguen autonomía, que allanen nuestro camino a la cooperación, a la solidaridad y a la participación.
De entre los recursos con que cuenta una nación su gente es el más importante. Bajo los efectos de la acción disparadora de los gobiernos, la ciudadanía se pone en marcha. Los motores de esa marcha son la educación y el acceso a la información. Una ciudadanía educada y bien informada elige valores, establece metas y procedimientos, crea y regenera cultura y deposita en sus gobiernos, administradores circunstanciales de sus afanes, la ejecución de sus proyectos. En el ámbito de los recursos físicos, sus mandatarios dispararán sobre la tecnología existente favoreciendo la investigación y desarrollo para el logro de una capacidad productiva que devenga, gracias a las nuevas tecnologías, en plantas de alta productividad. La información, la investigación y desarrollo y la capacidad productiva son los aceleradores de la sociedad. Una ciudadanía no participativa y desinformada transforma a la democracia en el brazo político de los intereses económicos, quitándole el contenido más profundo que la anima: la intervención del pueblo en los actos de gobierno.
El eje de nuestra colaboración con los países en situación de posguerra pasa por alertar a sus gentes de la imperiosa necesidad de participar en la gestión de todo aquello que los afecta directamente: la salud, la educación, la información, la investigación y el desarrollo y la capacidad productiva de bienes y servicios.

La colaboración que nos cabe prestar se corresponde con los  recursos con que cuente cada nación que necesite de nuestros aportes. El cuadro que presento a continuación cubriría algunas de esas necesidades.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

De este modo, dado un país en situación de posguerra, es esencial abordar la reconstitución del estado y de sus instituciones para proveer a la seguridad, a la justicia, a la sanidad, a la educación y a la defensa de sus recursos humanos; el mantenimiento y/o recuperación de la tecnología existente, continuando con la explotación de sus recursos físicos; habrá que abordar la información que se brinde a la ciudadanía para que sea veraz, implementar una educación personalizada, realizar investigación y desarrollo para producir bienes y servicios que satisfagan los intereses de una sociedad reflexiva .

Así, la UE fijará como objetivo

 

3.2 Político

1. La recomposición de las instituciones del país en posguerra sin aspirar a reproducir aquellas propias de la Unión Europea o del mundo occidental; restablecer el diálogo político interno y favorecer relaciones fluidas con la UE y con los países que la integran, aventando temores neocolonialistas; abordar los sentimientos nacionalistas de la población con respeto, pero favoreciendo una actitud aperturista que favorezca su inserción y participación de pleno derecho en un mundo cada vez más abierto al cambio y a la multiculturalidad.
2. La reconstrucción de las fuerzas de seguridad del estado, desalentando cualquier iniciativa que intente confundir sus objetivos con los que son propios de las FFAA.
3. La recomposición de las instituciones judiciales, respetando su cultura y los procedimientos que le son propios, introduciendo, de no existir, los derechos que asisten a la mujer respecto de su igualdad para con el hombre y el reconocimiento de los derechos que asisten a los niños y a los ancianos.
4. La reconstrucción del sistema estatal de sanidad de modo que esté, lo más rápidamente posible, al alcance de toda la sociedad, poniendo especial atención en el SIDA.
5. La recomposición de la educación, a la que habrá que implementar a partir de recursos didácticos que contemplen lo actitudinal como eje del proceso enseñanza-aprendizaje y de una pedagogía que alerte acerca del valor que encierra la vida y de la necesidad de salir al encuentro de los demás para hacerla más plena.

 


3.3 Económico

 

Considerando que los países en posguerra pertenecen al tercer mundo y por lo general poseen insumos críticos –petróleo, minerales, proteínas- a los que no pueden dar valor agregado por carecer de industrias que los procesen, condenando así a sus habitantes a una economía de subsistencia, corresponde a la UE

1. Facilitar apoyo financiero para retomar la explotación de sus recursos físicos, por lo general insumos críticos imprescindibles para el primer mundo, y para la adquisición de nuevas tecnologías que autoricen la creación de empresas productoras de bienes con valor agregado.
2. Financiar la recomposición de la tecnología existente al momento de desatarse la guerra, de modo que se inicie una etapa de investigación y desarrollo que culmine en la implementación de nuevas tecnologías a aplicarse en las plantas de producción de bienes con valor agregado.
3. Financiar el armamento de las fuerzas de seguridad (policía en el orden interno y gendarmería en las fronteras); patrulleros; helicópteros, etc.; su capacitación en el uso de sistemas de comunicación (redes informáticas), en derechos humanos; el intercambio del personal jerárquico con la oficialidad de los países de la UE, de modo que asistan a cursos y participen en procedimientos en los países a los que se los destine.
4. Financiar la reconstrucción del sistema judicial construyendo edificios funcionales a la impartición de justicia; sistemas de redes informáticas que lo vinculen con bases de datos jurisprudenciales y de la policía; la creación de comités de expertos que analicen y produzcan documentos que modernicen y codifiquen los procedimientos judiciales y la codificación de leyes que aborden sistemáticamente la justicia penal, civil, y comercial.
5.Financiar un nuevo sistema sanitario, reconstruir y, eventualmente, construir hospitales y centros barriales de salud , de modo que la sanidad de la población esté a la vuelta de la esquina; implementar cursos en instituciones intermedias –ONGs, escuelas, institutos de enseñanza media, ayuntamientos y asociaciones existentes de cualquier tipo, que alerten sobre enfermedades propias de las escaseces de posguerra y cómo abordarlas: alcoholismo, desnutrición infantil y de las personas mayores, enfermedades infecto-contagiosas, etc., haciendo especial hincapié en el SIDA; financiar recursos de última generación para detectar enfermedades: laboratorios, escaners, etc.; capacitar al personal médico para el tratamiento de minusvalías físicas y trastornos síquicos como consecuencia de hechos de guerra.
6. Financiar la reconstrucción de escuelas y la creación de otras nuevas; financiar laboratorios de ciencias, de informática, de lenguas; enviar docentes bilingües para capacitar a los profesores de lenguas modernas en la impartición de su materia con apoyo de nuevas tecnologías; financiar centros deportivos en las escuelas; otorgar becas a docentes nativos para que asistan a cursos en la UE para actualizar sus conocimientos; impulsar la creación de un ministerio para las nuevas tecnologías; institutos de nivel universitario para la formación de docentes; centros de estudios locales para profesores y maestros y gabinetes sicopedagógicos en cada escuela.

 

3.4 Social

 

Ante la necesidad de satisfacer exigencias que cubren todo el espectro social desde niños en edad escolar hasta ancianos, sin dejar de lado refugiados, uno de los peores problemas de la ayuda humanitaria, desplazados internos y ex-combatientes, será menester apelar a la educación sistemática como eje de la reconstrucción social en los ámbitos
1. escolásticos y
2. en instituciones intermedias.

1. Ámbito escolástico
En los ámbitos escolásticos se promoverán las asociaciones de padres de familia, haciendo especial hincapié en la participación de la mujer, dada su fortaleza anímica; la UE aportará la presencia de educadores europeos y representantes de federaciones de padres de familia que orienten a las asociaciones de padres como referentes importantes en un estado de excepción como es el de una posguerra.

Cualquier proceso educativo sistemático tiene un aquí y un ahora. La escuela no servirá sólo para que los niños aprendan a leer y escribir. Entre sus varias responsabilidades, tendrá aquélla de socializar a los niños, de hacerlos partícipes de la civilización en la que les cabrá actuar de mayores cuando su vida los obligue a la toma de decisiones, pero, además, de hacerlos asumir responsablemente la circunstancias desfavorables en las que se da su crecimiento. Esta función de la escuela, que es de las más importantes, pues ataca el plano actitudinal del proceso de crecimiento, pondrá a los padres en un pie de igualdad con las autoridades académicas y con los maestros.
Para abordar la educación sistemática, será menester contemplar que los niños y jóvenes vivirán en respuesta a circunstancias laborales, de estudio, personales o de familia, en un contexto de brutal escasez, incierto, donde nada está garantizado. Será menester, por sobre todas las cosas, dotarlos de una personalidad crítica, dialógica, amplia, abierta, democrática, abarcativa, libre y tolerante. Los maestros canalizarán la enseñanza a través de la investigación, del aprender a aprender y no desde los datos. La estrategia del aprendizaje tendrá que favorecer una curiosidad tal que motive una búsqueda que impulse al acto de aprender.
El maestro deberá postergar el discurso e imponer el acto. El maestro será comprensivo y dialogal y la familia, serena y exigente. El niño logrará así gran adaptabilidad social; aprenderá a reconocerse, a saber de sus propias capacidades, a ser dueño de su voluntad, de sus afectos, de su inteligencia y de su libertad.
2. Instituciones intermedias
Las instituciones intermedias –bancos, asociaciones civiles (clubes deportivos, centros de comerciantes, culturales, cooperativas), ONGs-, propenderán a la integración social, escapando de cualquier tentación segregacionista.
En este sentido, la UE promocionará el envío, a través de las instituciones, de personal especialmente capacitado de conocido prestigio en el ámbito Europeo (funcionarios bancarios, entrenadores deportivos, expertos en cooperativismo, músicos, artistas, etc.)




 

 

 

CONTEXTO educativo

Invítese usted a nuestra revista

 

     CONTEXTO educativo es una revista cultural que publica investigaciones, ensayos, revisiones, reseñas, debates y entrevistas originales e inéditos producidos en cualquier país en los siguientes idiomas: español, inglés, francés, portugués (Brasil) e italiano, y cuyos contenidos estén relacionados con la cultura y sus contextos: política, economía, filosofía, sociología, ciencia, literatura, educación, ecología, tecnología y sus conexiones.

 

Visite CONTEXTO educativo  ya!

                         

                              Contexto Nº I

                              Contexto Nº II