Un ordenador para cada alumno a partir de 2010

El plan Escuela 2.0 prevé entregar a cada estudiante un portátil que lo acompañe desde quinto de Primaria hasta el fin de la ESO

Por: D. B.

13/05/2009 05:30

El presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero, adelantó la idea ante sus fieles en su último mitin: "Más ordenadores y menos ladrillo". Ayer, en el debate sobre el estado de la nación, lo concretó ante la oposición con una de sus propuestas a largo plazo contra la debilidad del sistema económico. A partir del curso 2010/2011, cada alumno de quinto curso de Primaria de la escuela pública y concertada dispondrá de un ordenador portátil, que lo acompañará hasta que acabe la Educación Secundaria Obligatoria.

El objetivo que inspira el plan, llamado Escuela 2.0, es que los alumnos noten cada vez menos diferencia entre el aula y sus hogares. Esta diferencia tecnológica, según fuentes del Ministerio de Educación, ha dificultado en la última década la lucha contra el fracaso y el abandono escolar un 30% del alumnado abandona sus estudios al cumplir la edad de escolarización obligatoria sin acabar la ESO.

Las comunidades autónomas pagarán el 50% del plan Escuela 2.0

El Gobierno desarrollará, junto a las comunidades autónomas, la manera de cofinanciar este proyecto, que se empezó a estudiar el pasado febrero. Educación negó ayer que se haya cerrado ningún tipo de acuerdo con empresas de informática o de telecomunicaciones. Los ordenadores estarán conectados en clase a Internet y cada Consejería decidirá la empresa con la que desarrollará el plan.

Los cerca de 420.000 alumnos que iniciarán quinto de Primaria en 2010 renovarán los portátiles que reciban cada tres o cuatro años. Las comunidades autónomas deberán desarrollar también la formación necesaria para el profesorado.

El presidente del Gobierno anunció también una inversión de 70 millones de euros para que los licenciados en paro estudien un máster. Estos potenciales beneficiarios de la ayuda académica dejarán de contabilizar en la lista de parados.

Las editoriales digitalizarán los contenidos

Las principales editoriales ya le han dado el visto bueno al Ministerio de Educación sobre el plan Escuela 2.0, que les obligará a digitalizar sus contenidos didácticos.

Las pizarras digitales posibilitarán que los alumnos interactúen con el profesor a través de la pantalla. Los profesores recibirán formación extra para introducir en su metodología las tutorías virtuales.

El objetivo del Gobierno es que las aulas se parezcan cada vez más a los hogares y a los puestos profesionales. El Gobierno anunció para el próximo curso la anunciada reforma de la Formación Profesional, que prevé acreditaciones de la experiencia laboral.

***

Referencias

NB. En http://www.publico.es/dinero/225157/educacion/ordenador/alumno/partir?orden=VALORACION&aleatorio=0.6267038395343363#comentarios (Público) aparece un comentario -"el más valorado" que reza:

 

"Gracias Presidente, su modelo educativo es absolutamente ideal. Despues de conseguir ponernos a la cabeza de la OCDE, como ya estamos mediante primar el esfuerzo, el respeto al profesorado, los contenidos de calidad; solo nos faltaba un portatil para cada niño (niños 2.0 en este caso)además como en España somos punteros en la fabricación de material informático pues así apoyamos el consumo interno... Es Usted un lumbreras..."
- Atónito -

 

Al pie de esta nota se invita a los lectores a Comentar . La FEMT interpretó que lo que se solicitaba se refería al artículo firmado por "Atónito" y no a la novedad que había introducido el gobierno.

La opinión que  ha merecido de la  FEMT se lee a continuación en una nota de su presidente a Los ordenadores no enseñan solos.

 

Los ordenadores no enseñan solos, por J. A. AUNIÓN 19/05/2009. (Comentarios de Carlos Á Trevisi. FEMT)

El artículo pone de relieve que los recursos –en este caso las nuevas tecnologías, otrora los VHS- a los que tendría que apelar la educación son poco significativos en sí mismos. Sin embargo, con todo que está clara la intención del autor, se apela en sus líneas a un cambio que no será tal hasta que los fundamentos de la relación enseñar-aprender no estén íntimamente relacionados con la necesidad de que se abandone la enseñanza de contenidos para impulsar nuevas actitudes en los alumnos. Para que así sea será menester que la metodología a aplicar apele a la imaginación y la creatividad. Es en este punto en el que las nuevas tecnologías, un mero recurso,  cobran vigencia.(Carlos Á. Trevisi, FEMT)