Enviar a un amigo                                                                   Imprimir 

Bush y la Creación, según él mismo

por Tomás Eloy Martínez (2006)

 
Es lamentable que
El País.es encripte sus artículos, pues nos inhibe de difundirlos en un contexto distinto del que el periódico los presenta, pero… haremos lo posible por extractar un artículo publicado el 15 de octubre: La Creación según Bush.


“La democracia de USA se está convirtiendo, poco a poco en una democracia teocrática. […] en un tejido de ideas que permite a la religión infiltrarse dentro del cuerpo del estado. A diferencia de las grandes revoluciones [..] (ésta) es sólo fundamentalista. Lo bueno para Bush es bueno para los demás. Se ha formado un frente de evangélicos y católicos que asesoran al presidente. Uno de ellos, el P. Richard John Neuhaus, pastor luterano y ahora sacerdote católico, lo ayuda a articular sus ideas religiosas. La preocupación central de Neuhauss –un ultraconservador- es enderezar una nación de apóstatas. Sostiene que la ciencia debe basarse en la fe y no a la inversa: esa es la bandera de la revolución.

 

Aún antes del 11 de setiembre –ataque a las torres- se hicieron severos recortes a los gastos de investigación sobre el calentamiento global, la emisión y derrame de residuos tóxicos y la contraconcepción. Existe una agenda férrea que se opone al aborto, a los preservativos, a los programas de prevención del SIDA, a la educación sexual que no preconice la abstinencia, a la píldora del día siguiente, y a la fertilización asistida.

 

Uno de los escritores conservadores más respetados de los EEUU, Jeffrey Hart, sostiene que el gobierno de Bush gasta millones de dólares en grupos de doctrina que promueven la abstinencia enseñando mentiras flagrantes, como que el virus de VIH se contagia a través del sudor y de las lágrimas y que un feto de 43 días es una persona pensante. Hace cinco años Bush era considerado un “creacionista”, igual que Reagan, es decir, alguien para quien Adan fue creado en barro e impregnado de vida por el aliento divino. Para Bush las enseñanzas de la Biblia deben ser tomadas de manera literal. A través de Kart Rove , su mano derecha, el presidente está trazando una alianza con los grupos más conservadores de la Iglesia católica: el Opus Dei, los Legionarios de Cristo y Comunión y Liberación.

 

Siguiente ->