Enviar a un amigo                                                                   Imprimir 

Cómo se destruye un país

por Carlos A. Trevisi (2005)

1ª Parte

 

El diálogo que vengo sosteniendo entre mi afecto –que me impulsa al optimismo- y la razón -que me condena al escepticismo- va a terminar mal. La presión de la realidad va alimentando mi escepticismo al extremo de que he comenzado a temer por mi salud afectiva.

Hay en el mundo 3000 millones de personas subalimentadas y 800 millones que padecen hambre. El interés que suscita este detalle queda de manifiesto en el sólo hecho de que a la Segunda Cumbre de la FAO, que acaba de cerrar sin resultados, acudieron con cuentagotas los líderes de los países desarrollados (el acto de clausura se adelantó dos horas para evitar que coincidiera con el partido Italia – México).Los mayores donantes en ayuda al desarrollo (15, en total), sobre un porcentaje que la misma FAO fijó en el 0,7 de su PBI , aportan una media que se sitúa en un 0,25, todo un lujo, sin embargo, si nos remitimos al mísero 0,15 que aporta EEUU. Se añade a esto que los países ricos levantan una verdadera muralla ante las exportaciones de materias primas de los países eufemísticamente denominados “en desarrollo”, destinando 300 mil millones de dólares a subsidiar su agricultura, y el proteccionismo que hacen de su industria, como hizo EEUU, por ejemplo, con el acero.

Poco sería esto si no fuera que un prestigioso periodista británico publicó recientemente documentación secreta de los organismos financieros internacionales que dan cuenta de la acción nefasta del poder económico contra los países en desarrollo. En una entrevista radial realizada a Greg Palast, Alex Jones, periodista de la BBC, nos dice que consiguió una pila gigantesca de documentos secretos del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional donde consta que coaccionan a las naciones a firmar "acuerdos secretos", en los cuales los gobiernos aceptan vender sus activos claves, y tomar medidas económicas que devastan a las naciones implicadas . Si los gobiernos no siguen esos pasos se les corta el acceso a todo el crédito internacional y no podrían pedir prestado dinero en el mercado internacional. Manifiesta haber visto recientemente documentos internos de la Argentina, el plan secreto argentino, firmado por Jim Wolfensen, el Presidente del Banco Mundial. Su economía ha sido destruida completamente. Esto sucedió porque la Argentina empezó a fines de los 80, por órdenes del FMI y del Banco Mundial, a vender todos sus activos, los activos públicos, como el sistema de agua potable, que se vendió por monedas a una compañía llamada Enron. También se vendió a la misma compañía un gasoducto, que corre entre Argentina y Chile. El oleoducto se vendió a Enron porque en Argentina se recibió una llamada de  George W. Bush en 1988 (no debemos olvidar que el FMI y el Banco Mundial son 51% de propiedad del Tesoro de los Estados Unidos, y Enron ha desaparecido).

Los cuatro puntos de la receta del FMI / Banco Mundial para bajar un país y destruir los recursos de la gente son:
1.-Ante todo, abrir los mercados de capital. Esto es, vender los bancos locales a bancos extranjeros.

2.-Implantar los "precios de mercado".

3.-Sobornar a los políticos para que entreguen todo. Lo corrobora el testimonio de Rodolfo Terragno, que manifestó haber recibido una llamada de George W. Bush en 1988, siendo Ministro de Obras Públicas de Alfonsín, diciéndole que le entregara el gasoducto argentino a Enron. Terragno dijo que lo que le pareció realmente espeluznante era que Enron pagaría un quinto del precio mundial por el gas, oferta esta por demás ridícula, aunque no tanto cuando le hicieron saber que el margen para él mismo –soborno- se depositaría en una cuenta a su nombre en Suiza. Así, se abren las fronteras para el comercio y sobreviene la quiebra de los aparatos productivos , lo cual lleva a la destrucción de la economía.

4.-El cuarto punto es el golpe de estado por inanición del aparato político. Ni el FMI ni el BM lo dicen, pero es lo sucedido en Venezuela hace apenas un par de meses: instalaron un gobierno corporativo que si bien duró apenas 24 horas fue muestra ratificatoria de su intención. FMI: “Apoyaríamos un gobierno de transición si el Presidente Chávez fuera derrocado.” Chavez había dicho a los personeros del FMI que “hicieran las valijas”

 

Siguiente ->