Grandes novelistas de habla inglesa


 

Virginia Woolf. Virginia Woolf.
 
 
Saber más
El entorno literario de Virginia Woolf

El nombre de Virginia Woolf está unido al «grupo de Bloomsbury», formado por artistas que compartían ciertos criterios estéticos. El grupo de Bloomsbury, llama...

Virginia Woolf (1882-1941) expresa la conciencia de la pérdida de valores a través de su obsesión por el tiempo, que posibilita la vida a la vez que la destruye. La estructura de sus novelas, como Mrs. Dalloway, Al faro, Orlando o Las olas, experimenta con nuevas posibilidades y recursos narrativos, como juegos temporales y monólogos interiores que expresan el flujo de conciencia. También es importante en su narrativa la profundización en los caracteres psicológicos de los personajes.

David Herbert Lawrence (1885-1930), de estilo menos renovador, destaca por una temática que insiste en la exaltación de la vida instintiva, cifrada en la naturaleza y la sexualidad, frente al mundo moderno e industrializado. Sus mejores obras son Mujeres enamoradas, Hijos y amantes, que recrea su compleja relación con su madre, y El amante de Lady Chatterley, novela que suscitó gran escándalo por lo explícito de su sexualidad, y que narra el pasional amor entre una aristócrata casada y su guardabosques.

Aldous Huxley (1894-1963) es autor de novelas de tono muy intelectual que analizan con escepticismo e ironía la naturaleza humana. Es autor de Contrapunto, novela basada en la técnica de alternar historias y puntos de vista, y de Los demonios de Loudun. Sin duda su obra más famosa es Un mundo feliz, que describe una terrible sociedad futura, en la que la tecnología y la genética marcan de forma estricta las clases sociales, y en la que el sentimiento no tiene cabida.

Las novelas de Gilbert Keith Chesterton (1874-1936) se caracterizan, por la preocupación religiosa, el agudo sentido del humor, el espíritu crítico y el empleo de la paradoja. Es muy conocido por la serie de novelas policiacas protagonizadas por el padre Brown, detective y sacerdote católico. Entre sus novelas, muy irónicas y a medio camino entre la novela y el ensayo, destaca El hombre que fue Jueves.

Edward Morgan Foster (1879-1970) es, en algunos aspectos, todavía deudor de la literatura victoriana del XIX, y posee un refinado estilo; viajó mucho y vivió en varios países, experiencia que refleja en novelas como Pasaje a la India o Una habitación con vistas, ambientada en Italia. También es autor de Howards' end y de Maurice, novela que trata sobre la homosexualidad y que no fue publicada hasta 1971.

Los cuentos de Katherine Mansfield (1888-1923) se distinguen por la gran capacidad de evocación y por la descripción de ambientes y personajes. Los principales se hallan recogidos en los volúmenes Felicidad, Fiesta en el jardín y El nido de las palomas.

La novela de vanguardia: Faulkner


William Faulkner en la ceremonia de entrega del premio Nobel. William Faulkner en la ceremonia de entrega del premio Nobel.
 

William Faulkner (1897-1962) es la culminación del vanguardismo americano. Sus novelas, de difícil lectura, se ambientan en la imaginaria región de Yoknapatawpha, que simboliza el sur de Estados Unidos, y recogen las transformaciones sociales de esta zona del país.Faulkner utiliza un lenguaje rico y complejo, así como todo tipo de técnicas modernas. Ya en sus primeras novelas, El ruido y la furia y Mientras agonizo, se alternan los monólogos interiores de varios personajes.Otros libros reflejan la miseria y la brutalidad del ser humano con saltos temporales, puntos de vista múltiples, huecos en el relato, etc. Santuario narra el brutal secuestro de una joven, Luz de agosto se centra en el racismo, mientras que ¡Absalón, Absalón! analiza el pasado sureño. Faulkner recibió el premio Nobel en 1949.

La generación perdida


John Dos Passos. John Dos Passos.
 
 
Saber más
La generación perdida

El nombre de la «generación perdida» fue acuñado por la escritora Gertrude Stein (1874-1946), que vivió en París y conoció a varios de sus miembros.

Con este nombre se conoce a los escritores estadounidenses que reflejaron el clima de pesimismo y desconcierto que siguió a la Primera Guerra Mundial. Refugiados en Europa por la frustración ante el panorama cultural de su país, describieron la inutilidad y la crueldad de la guerra, los felices años veinte, la era del jazz, la depresión económica y la sociedad norteamericana en general. La crisis moral que vivieron estos autores se relaciona con la crisis literaria, lo que les llevó a buscar nuevas formas de expresión.

Francis Scott Fitzgerald (1896-1940) fue un escritor de éxito y pudo disfrutar de una vida adinerada, que describe críticamente en sus novelas. Pese a ello, al final de su vida tuvo múltiples problemas. Autor de estilo conciso y espléndido lenguaje, retrató el clima moral de la generación perdida en A este lado del paraíso. La vacía vida de los ricos y el mito del sueño americano es el tema de El gran Gatsby, su obra maestra. Otros títulos son Suave es la noche y la incompleta El último magnate, que refleja el mundo del cine.

Las obras de Ernest Hemingway (1899-1961) tienen como tema principal la búsqueda de nuevos valores en el amor, la aventura, la acción, el peligro y otras emociones directas. Su estilo es sobrio, directo y algo descuidado, pero tiene fuerza expresiva y ha sido muy imitado por autores posteriores. Además de novelista, escribió crónicas periodísticas y excelentes cuentos. En 1954 obtuvo el premio Nobel. En las novelas de Hemingway aparecen sus obsesiones y su inquieta vida: Adiós a las armas recrea su paso por la Primera Guerra Mundial, Fiesta se desarrolla en París, ciudad en donde vivió; su estancia en España y su atracción por el país y sus costumbres se refleja en Muerte en la tarde, de tema taurino, y en Por quién doblan las campanas, sobre la Guerra Civil española. Su afición a la caza se refleja en Las verdes colinas de África y Las nieves del Kilimanjaro. También es autor de El viejo y el mar, historia de pescadores en Cuba.

John Dos Passos (1896-1970) es el miembro de la generación que aplica más técnicas novedosas en su narrativa. Su obra más importante es la novela vanguardista Manhattan Transfer, que recrea la ciudad de Nueva York a través de múltiples ciudadanos, lo que da como resultado una novela de protagonista colectivo. La técnica de esta novela ha sido muy utilizada en novelas posteriores. Dos Passos también es autor de la trilogía USA, en donde hace un retrato crítico y pesimista de su país.

Otros escritores norteamericanos


Comedor público en Estados Unidos para desempleados Comedor público en Estados Unidos para desempleados
 

John Steinbeck (1902-1968), autor de múltiples novelas, denuncia las injusticias que padecen los sectores más humildes del país, sobre todo los trabajadores del campo, que se vieron muy afectados por la depresión económica de los años treinta. Sus obras exponen la realidad cotidiana y pintan tipos sencillos e ingenuos en lucha contra el egoísmo y la corrupción. Sus novelas De ratones y hombres y Las uvas de la ira son de ambientación rural y se localizan en las grandes extensiones de cultivo del centro y sur del país. También son famosas La perla, sobre un humilde pescador, y Al este del edén, drama rural que refleja a través de dos familias la ideología y los valores de la sociedad de la época. Recibió el premio Nobel en 1962.

Sinclair Lewis (1885-1951) retrata con realismo e ironía la asfixiante vida provinciana en Calle mayor, su novela más conocida, que se ambienta en una pequeña y aburrida ciudad del interior de Estados Unidos. La protagonista de la novela ve cómo sus expectativas se frustran por la estrechez de pensamiento dominante en la ciudad. Lewis también escribió Babbit, donde refleja la deshumanización que genera el mundo de los negocios y la empresa. Lewis obtuvo el premio Nobel en 1930.