Enviar a un amigo                                                                   Imprimir 

Oye, obrero español

por Carlos A. Trevisi (2005)

 

¿Qué te pasa, pibe? ¿Qué es eso que he escuchado tantas veces de que los inmigrantes te quitan el curro? ¿ Qué es eso de sentir recelo por un currante como vos que viene a buscarse la vida a España?

Escuchame pibe. Cuando tus abuelos fueron a la Argentina hicieron lo mismo que están haciendo los moros aquí. Si, los moros. ¿Por qué vos los llamás los “moros” , o no? Sabés que hacían los “gallegos”? Se juntaban cuatro o cinco y ponían un café. Uno atendía la máquina del “feca” y el mostrador, el otro lavaba las tazas de los clientes, el otro abría el “boliche” por la mañana, barría la “vedera”, pasaba el lampazo y, a la noche, después de fregar el “ñoba” , cerraba y a la cama. Trabajaban por su cuenta, eran “cuentapropistas”, como se dice por allá. Y le “metían” desde las 7 de la mañana hasta las doce de la noche. Nada de sueldo “seguro”: al “mango” diario, lo que sacaban por día nomás. Y eran nuestros amigos y hasta nuestros cómplices... (ahí, en esos bares llenos de calidez, dejábamos nuestros libros en custodia cuando algún “asunto”, “budinazo” que se le dice, alborotaba nuestras hormonas).

Claro, pero ahora no es así. Como en España “semo todo abundante” queremos garantías: curro fijo, buen sueldo, seguridad social, coche y “pisito amueblado”, veraneo y variedad de “minas” que ni hablen de “casorio”. Eso para después, cuando hayamos “tenido todo”. Y no me parece mal. Tenés derecho. Pero, vamos pibe! ¿Por qué no vas a reclamarle al “empresario” que los emplea por 70 “lucas” en lugar de agarrarte con los inmigrantes?. ¿Vos sabés quién tendría que currar por 70 lucas, si ellos no estuvieran? Vos, “gilastrún”, vos que te las das de “niño bien” y cuando conseguís un curro te tragás todas las que te mandan y... chitito, a ver si no podés pagar la cuota del coche.

Chau pibe.

Comprometete pibe, que si esto sigue así vas a tener que pedir “laburo” a los “moros”, que sabés cómo curran! (y cómo aprenden!) Pronto van a ser empresarios como los “gallegos” argentinos.

¿Y vos qué?

Siguiente ->